Usted está aquí:   Home Predicas Rompiendo records Actitudes correctas para adorar a Dios

Actitudes correctas para adorar a Dios

Viernes, 24 de Agosto de 2012 16:41 Pastor Rubén Reyes
Imprimir PDF
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 


Domingo 22/04/2012

Pastor Rubén Reyes

 

Introducción:

Una verdadera adoración es lo que más impacta el corazón de Dios y es el mejor regalo que podemos ofrecerle como hijos suyos, aprovechemos los momentos de adoración con un corazón dispuesto y con una buena actitud.

 

Voy a compartirles sobre nuestra adoración al señor y como mujeres en la palabra encontraron las acciones correctas para adorar a Dios. Adoración es amar de manera prioritaria a alguien o a algo, el hombre tiene la capacidad de poder adorar basado en esta definición es una capacidad especial de poder amar algo o a alguien, hace unos días me estaba recordando de un familiar que demostraba como amaba sus bienes, él compraba sus vehículos de agencia y siempre los mantenía como que los acababa de ir a traer a la agencia, cuando habían reuniones de familia no dejaba que se recostaran en el carro y si le iba a dar jalón a alguien le decía que se sacudiera los pies limpiaba su carro a cada rato, tenemos la capacidad de amar, los que estamos aquí casados se pueden dar cuenta que en algún momento nos paso yo cuando le puse el ojo a mi esposa ya ni a la iglesia quería ir, pero después empezamos a ir juntos a la iglesia, en el caso de las mujeres también siempre hay una bolsa, siempre hay un par de zapatos o una cadena; con esa capacidad que tenemos de adorar de amar algo de forma prioritaria nosotros como cristianos debemos de amar a Dios de manera prioritaria para que nos vaya bien, seamos verdaderos adoradores adoremos al señor en espíritu y en verdad y vamos a ver algunas actitudes en algunos pasajes y algunas de las grandes recompensas que nosotros podemos tener como adoradores del señor.

 

Lucas 7:36-37 NVI Uno de los fariseos invitó a Jesús a comer, así que fue a la casa del fariseo y se sentó a la mesa. Ahora bien, vivía en aquel pueblo una mujer que tenía fama de pecadora. Cuando ella se enteró de que Jesús estaba comiendo en casa del fariseo, se presentó con un frasco de alabastro lleno de perfume.

 

Los fariseos eran personas rígidas que nadie los sacaba de lo que pensaban, lo interesante es que viene un fariseo e invita a Jesús a comer, pero en ese tiempo cuando se invitaba a comer a alguien era un invitado especial la mesa era en forma de v y el principal estaba a la cabeza, era algo especial, cuando la mujer se entera llega a la casa, ella era mal vista por pecadora, a ella no le importó ir a meterse a la casa del fariseo porque sabía que allí estaba el señor y la biblia narra que cuando llega se postra a sus pies y empieza a llorar, unas versiones dicen que lloraba abundantemente, lo impresionante es que la mujer lava sus pies con sus lagrimas y los seca con su pelo, en esa cultura el desamarrarse el pelo no era digno y esta mujer lo hace de una manera tan asombrosa que impacta el corazón del señor.

 

Lucas 7:38 NVI Llorando, se arrojó a los pies de Jesús, de manera que se los bañaba en lágrimas. Luego se los secó con los cabellos; también se los besaba y se los ungía con el perfume.

 

Habían tres acciones importantes la primera se llegó a postrar, la segunda sabía delante de quien estaba llorando y la tercera de sus bienes empieza a echar en sus pies, si lo aplicamos a nuestra vida cuando nosotros venimos a buscar al señor, sí usted viene a este lugar y sabe a quién viene a adorar desde la primera alabanza derrama sus lagrimas, aquí no va a irrumpir en la casa de un fariseo no va a irrumpir en lugar donde es prohibido adorar a Dios este es un lugar santo donde podemos venir a adorarlo pero pasa que no venimos con las actitudes correctas, yo creo que nosotros muchas veces dejamos de valorar lo que Dios ha hecho por nosotros y por eso dejamos de adorarlo como Él lo merece, muchas veces ponemos atención a las cosas externas y a las situaciones que nos están pasando y dejamos de adorar a Dios, cada vez que venimos a la casa del señor yo se que usted trae problemas, todos pasamos cosas difíciles allá afuera pero el tiempo que usted aparta para venir a buscar al señor venga a adorarlo en Espíritu y en verdad, a esa mujer no le importó nada si habían más invitados o si era la casa del fariseo.

 

Lucas 7:39-43 NVI Al ver esto, el fariseo que lo había invitado dijo para sí: Si este hombre fuera profeta, sabría quién es la que lo está tocando, y qué clase de mujer es: una pecadora. Entonces Jesús le dijo a manera de respuesta: —Simón, tengo algo que decirte. —Dime, Maestro —respondió. —Dos hombres le debían dinero a cierto prestamista. Uno le debía quinientas monedas de plata, y el otro cincuenta. Como no tenían con qué pagarle, les perdonó la deuda a los dos. Ahora bien, ¿cuál de los dos lo amará más? —Supongo que aquel a quien más le perdonó —contestó Simón. —Has juzgado bien —le dijo Jesús.

 

 

Mire hacia atrás y como era antes de pecador y mire cuan bueno ha sido Dios con nosotros, está mujer tenía claro lo que el señor le había perdonado, esa es una de las cosas que nos está faltando hoy en nuestra congregación en el cuerpo de Cristo ¿por qué nos cuesta adorar al señor? porque se nos olvida rápido cuantas cosas Dios nos ha perdonado, usted sabe que en ese tiempo la parte más sucia del cuerpo eran los pies, el señor y los discípulos caminaban por la misma vereda por donde caminaban los animales, entonces cuando llegó esa mujer seguramente los pies del señor estaban sucios pero a ella no le importó nada, y hoy necesitamos adorar al señor pero donde hay una buena silla, una buena alfombra que eso no sea un impedimento para que le adoremos al señor, sí yo sé lo que Dios me ha perdonado, sí yo sé lo que Dios ha hecho por mí yo voy a adorar en todo tiempo y en todo lugar no importando quien esté en frete, yo debo ser agradecido con el señor debo seguirlo adorando en espíritu y en verdad.

 

Lucas 7:44 NVI Luego se volvió hacia la mujer y le dijo a Simón:

—¿Ves a esta mujer? Cuando entré en tu casa, no me diste agua para los pies, pero ella me ha bañado los pies en lágrimas y me los ha secado con sus cabellos.

 

En ese tiempo el no haberle dado agua al señor para limpiarle sus pies cuando Él llegó era una falta de respeto, era lo primero que tuvo que haber hecho ese fariseo el señor le estaba diciendo en otras palabras al fariseo “no respetaste mi presencia en este lugar” pero la mujer con lo que tenía adoró a Jesús, ojala que Dios nos de esa forma de pensar y ese corazón para adorarlo a Él con lo que tenemos, usted tiene al Espíritu Santo y esta completo, no deje de adorar a Dios no deje de decirle cuanto lo ama, con lo que tenemos lo podemos hacer muy bien, con lo que usted es puede impactar el corazón de Dios, ¿sabe por qué a ella no le costó llegar así a los pies de Dios? porque sabía que sus pecados le habían sido perdonados.

 

Lucas 7:45 NVI Tú no me besaste, pero ella, desde que entré, no ha dejado de besarme los pies

 

En el lenguaje original dice “yo vine acá y no me diste el ósculo santo, pero esta mujer no ha dejado de besarme tiernamente mis pies” eso es adoración, ella entendía a quien se lo hacía, ella entendía porque lo hacía.

 

Lucas 7:46 NVI Tú no me ungiste la cabeza con aceite, pero ella me ungió los pies con perfume.

 

Hay una versión que dice “ella me ungió los pies con aceite perfumado”

 

Lucas 7:47-50 NVI Por esto te digo: si ella ha amado mucho, es que sus muchos pecados le han sido perdonados. Pero a quien poco se le perdona, poco ama. Entonces le dijo Jesús a ella: —Tus pecados quedan perdonados. Los otros invitados comenzaron a decir entre sí: ¿Quién es éste, que hasta perdona pecados? — Tu fe te ha salvado — le dijo Jesús a la mujer; — vete en paz.

 

La mujer fue perdonada, sí yo me mantengo en una constante adoración al señor mi vida va a ser llena de paz, todo lo que la mujer hizo nosotros lo podemos hacer, todo lo que le ofreció al señor también es para nosotros hoy.

 

Marcos 14:3 RVR60 Pero estando él en Bethania, en casa de Simón el leproso, y sentado a la mesa, vino una mujer con un vaso de alabastro de perfume de nardo puro de mucho precio; y quebrando el vaso de alabastro, se lo derramó sobre su cabeza. Y hubo algunos que se enojaron dentro de sí, y dijeron: Para qué se ha hecho este desperdicio de perfume?

 

Pobres ha habido en todo tiempo, buenas intenciones ha habido en todo tiempo pero acá en este momento la mujer estaba haciendo lo correcto, la mujer quebró el frasco de alabastro este era un mármol especial que venía de la región de Egipto era lamentable quebrarlo pero lo que traía adentro también era especial y se lo echó pero Judas protestó, sí Dios te diseñó para adorarlo y si sabes que es lo que tienes que hacer ya lo sentiste y hay paz en tu corazón, no importa lo que otros digan que no te de vergüenza adorarlo en todo tiempo y en todo momento yo muchas veces he visto que en el tiempo de la adoración unos están entretenidos con su teléfono otros viendo el reloj y yo digo ¿Sabrá esta gente a que viene? ¿Sabrá esta gente delante de quien está? ¿Tendrán algo que decirle al señor? Porque si yo miro a una persona entretenida con su teléfono en el momento de la adoración pienso que se le pasó la oportunidad de adorarlo, no sabemos cuándo nos vamos de esta tierra entonces los tiempos de adoración aprovechémoslos, sepamos a que venimos, sepamos a quien adoramos, disfrutemos el tiempo de nuestra adoración, tratemos de estar puntual los tiempos de adoración son importantes la adoración prepara a la persona para el momento de la palabra, el señor nos les va a quitar nada nosotros somos los que nos perdemos de la bendición.

 

Marcos 14:5-8 RVR60 Porque podía haberse vendido por más de trescientos denarios, y haberse dado a los pobres.  Y murmuraban contra ella Pero Jesús le dijo: Dejadla, porqué la molestáis? Buena obra me ha hecho. Siempre tendréis a los pobres con vosotros, y cuando queráis les podréis hacer bien; pero a mí no siempre me tendréis. Esta ha hecho lo que podía; porque se ha anticipado a ungir mi cuerpo para la sepultura.

 

El haberle echado el perfume en esta ocasión al señor era un anuncio profético de que se acercaba su muerte porque el perfume era para echárselo a los muertos para embalsamarlos eran capas de manta y de perfume porque el olor era muy fuerte entonces contrarrestaba bastante el olor fétido de alguien muerto.

 

Marcos 14:9 RVR60 De cierto os digo que dondequiera que se predique este evangelio, en todo el mundo, también se contará lo que ésta ha hecho, para memoria de ella.

 

El hecho de haber vertido el perfume sobre el señor y haber entregado algo muy valioso le sirvió para que el señor dijera lo que dice en este versículo, que le podemos dar nosotros al señor según la palabra según los salmos, todo es de Él, sí algo impacta el corazón de Dios es nuestra adoración, creo que en algún momento hemos fallado en no enseñar lo que es la adoración, viva en genuino arrepentimiento porque todos fallamos y esto me va a llevar a una genuina adoración, cuando ya esté delante del señor adórelo con lo que usted tiene con lo que usted puede y con las palabras que hay en su corazón agarre la palabra y busque todo lo que habla del señor y esas palabras úselas y entonces empieza a fluir una verdadera adoración, usted no va a venir a adorar a alguien que no conoce, la mujer tenía lo más importante se sentía perdonada y se sentía capaz de adorar no necesitó palabras, necesitó entregar lo más valioso necesitó actitudes que demostraran que ella se sentía perdonada.

Newsflash

Una casa para la visión

La primera piedra de una obra no es puesta por el constructor, es puesta por Dios en el corazón de aquel que tuvo la visión.



Cuando el rey David comenzó a reinar en Israel, tenía una sola pasión en su corazón: servir a Dios con todas sus fuerzas, y con toda su alma. Ese deseo lo puede sentir en su corazón, solamente alguien que vivió días y noches de amargura, largos tiempos de tristeza y lágrimas en lugares desolados. ¡El rey David fue un salmista por excelencia! Era tal su pasión y entrega por Dios, que no escatimó ningún esfuerzo para agradarle y darle lo mejor.

Leer más...